Cartagenera y no caí en el cliché ¿Cómo planear una boda y -casi- morir en el intento? 🤣

  • ¿Dónde te casas? Me preguntaban.
  • ¿En Cartagena? Me volvían a preguntar casi que de inmediato.

Si querían adivinar dónde nos casaríamos, hubiesen tenido que conocer un poco más de nosotros.

  • ¿Cuándo te casas? Volvían a preguntar.
    • Yo: Aún no tenemos fecha.
  • Pero si llevas comprometida hace mucho….

“Saber lo que es verdadero y sin la presión social es conocer su verdadera naturaleza”

Coach Martha Beck.

Aquí comienza nuestra historia.

Debo decir que, aunque ya comprometidos teníamos presente que nos casaríamos a largo plazo por factores prioritarios en ese momento, la primera cita que tuve fue con una wedding planner en Cartagena, no exactamente por cliché, sino que como soy de allá, mi familia vive ahí y fue donde cultivé varias de mis amistades, facilitaría la asistencia para muchos de nuestros invitados.

Al principio ¡Me fui con toda!…. Si ‘todo el mundo’ tiene matrimonios divinos, ¿porqué yo no?..

image1
Cartagena, Colombia. Enero 2017. 

No escatimé el lugar que quería ni los requerimientos, y me fui por uno de los lugares más exclusivos de la ciudad vieja…. El cuento de hadas llegó hasta el momento en el que vi el gran total!!! Y yo, aunque había escuchado que “casarse era caro” claramente era novata en todo aquello ligado a ser anfitriona de rifas y espectáculos, aquí fue cuando me di cuenta del gasto que genera una boda y fue cuando supe que, para seguir adelante, como todo, debía tener aterrizado un presupuesto y posiblemente ser más realista que soñadora.

Claramente, aunque no fue la manera más estratégica de abordarlo, ‘me espantaron’ y desistí de Cartagena, pues por más sencillo que lo hubiese ajustado, los costos reflejaban el status turístico propio del lugar. Hoy día no tienen consideración de los que jugamos de local 😂 por el contrario, piden como si nuestros honorarios fuesen igual o superiores a los de ellos de proveedores 😂  porque déjenme decirles que si así como cobran ganan, sería bueno considerar ese trabajo.

Luego de esta confusa experiencia pasaron varios meses, en los que me desconecté por completo del hecho de celebrar mi matrimonio, a tal punto que no hablaba de ello…. Un día, hablando con mi esposo, decidimos que preferíamos una boda íntima. Comenzamos a ver opciones online y escogimos la Riviera Maya como destino… pues claro, a un destination wedding por lo general asisten las personas que realmente quieren ser parte de ese momento.

Encontramos una propuesta de boda “all included” (por favor SIEMPRE leer la letra pequeña) muy apetecida. Nos hacían un plan que se ajustaba para aproximadamente 80 personas, Un sitio hermoso, tropical y con las notas acústicas del mar ….. ¡WOW! ¿Cómo decir que no? ¡Reservado! ¡Ya teníamos boda💃!

Semanas siguientes, emocionados, enviamos el SAVE THE DAY

Save our Day Lizeth & Daniel

a nuestros invitados, y aquí cabe mencionar que, por requerimientos de la cadena hotelera todos los asistentes debían alojarse ahí mismo y tomar mínimo 2 noches, por un valor que mejor ni les cuento! Y si no tenían posibilidad de hacerlo entonces para poder ingresar debían pagar por persona, ni siquiera por pareja, USD $300.00 para habilitar su ingreso única y exclusivamente durante las horas del evento… pero no solo eso, quienes se hospedaran debían reservar 6 meses previos a la boda, de lo contrario los costos de ellos correrían por cuenta de los novios 🤪!

Aun cuando lo anterior era un tema bastante limitante para los invitados seguimos adelante y meses después viajamos al Resort para conocerlo personalmente

image1
Playa Akumal, Riviera Maya. 12/10/18.

y tener un empalme directo con la wedding planner que nos ofrecía el hotel, porque si quieres a alguien externo, debes pagar una comisión al hotel (la primera de muchas🤣)… y para no alargar el cuento, aun cuando aquí tenía un presupuesto mucho más aterrizado y realista y sabía que no podía estar con muchos caprichos, comenzamos a sumar una flor con otra, un proveedor externo con otro y ¡ojo! unos pétalos que solicité para decorar el camino hacia el altar, que a propósito costaba POR BOLSITA nada más y nada menos que USD $200.00 comenzó a triplicarse el plan inicial que nos habían vendido.

A este paso, un poco aburridos porque debíamos dejar en segundo plano varias de las cosas que queríamos, comenzamos a confundirnos aún más y nos preguntamos:

¿Realmente vale la pena? Con este dinero podríamos celebrar en otro sitio y con lo que queremos.

Pasaron algunas semanas y a mí me abrumaba el simple hecho de que ya había anunciado a mis invitados sobre la boda con el SAVE THE DAY y creí que no había vuelta atrás….

Luego de mucho pensar, faltando 6 meses para el evento y aun cubiertos por el beneficio de reembolso, junto a mi esposo tomamos la decisión más inteligente que jamás hayamos podido tomar, desistir de México😪

Y aunque no fue fácil, no sé si esta noticia me dio más tranquilidad a mi o a los invitados 😂🤣 al final parece que les quité un gran peso de encima 🤑!

Siguió pasando el tiempo…. Más abrumados no podíamos estar! por lo que optamos por tener solo la ceremonia católica seguida de una cena únicamente familiar y así mejorar la experiencia de la luna de miel.

Pero, pasadas algunas semanas (afortunadamente porque sí necesitaba respirar) varios de nuestros amigos más cercanos nos decían ¿Cómo no van celebrar? ¡Queremos participar de su día! ¡Celebremos!

Fue ahí cuando retomamos el tema de la fiesta, teniendo como punto de partida que sería un evento pequeño con familiares y amigos cercanos, llegó la opción de Villa de Leyva, un pueblito encantador y tranquilo, a solo 3 horas de Bogotá, que nos conecta, pues desde novios frecuentamos ir.

STD

A este punto, le solté todo a Dios y mágicamente, a partir de ese momento TODO, absolutamente TODO comenzó a fluir. Dios me acercó a las personas adecuadas que conformarían el equipo de trabajo y mi actitud fue tan tranquila que disfruté de absolutamente todo el camino. No me dejé abrumar por los pendientes, anotaba absolutamente todo en una agenda y tenía tareas alcanzables para cada día.

Sábado 23 de Marzo 2019. El día de la boda. Dios me sorprendió con lo más probable pero menos deseado….

_DSC2801
4:20 P.M. Susy: “Lize lo que pasa es que….”

Lichy.

Continuará.

LO QUE UNA NOVIA MENOS QUIERE QUE PASE ¡ME PASÓ!  

 

 

 

FROM THE SOUL LIFESTYLE

Lizeth Palomino View All →

Myself to yourself!

2 Comentarios Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: